Quito 2014 por puntual.ec 2014
  • Evento realizado en la Bibilioteca de la FLACSO
  • Encuentro Nacional en Defensa de la Naturaleza y los Territorios. 2015
  • Curso NATURALEZA Y SOCIEDAD DESDE UNA EPISTEMOLOGÍA DEL SUR Impartido por el Dr. Horacio Machado 15-17 julio 2015
  • Curso "Fundamentos de toxicología y geología ambiental", realizado en la UASB los días 2-4 de marzo de 2015
  • Módulos Pedagógicos para la defensa de la Pachamama

Los tratados de libre comercio impulsan el cambio climático: el factor alimentario. Por GRAIN*

Publicado el Viernes, 05 Febrero 2016

tascosa20feedyard20texas

Las negociaciones sobre el clima que se realizarán en diciembre de este año en París, son consideradas la última oportunidad para que los gobiernos del mundo se comprometan de modo vinculante con objetivos que pudieran detener nuestra marcha hacia la catástrofe. Pero en la cuenta regresiva hacia París, muchos de estos mismos gobiernos ya firmaron o están impulsando una serie de ambiciosos tratados comerciales y de inversión que inviabilizarán las medidas que se podrían tomar para enfrentar el cambio climático (ver recuadro 1).

Lo que sabemos hasta el momento acerca de estos acuerdos, a partir de los pocos documentos que se han filtrado de las negociaciones secretas, es que originarán una mayor producción, más comercio y más consumo de combustibles fósiles —en un momento donde existe consenso sobre la necesidad de reducir todo ello.1 En particular, se espera que el Acuerdo Económico y Comercial Global entre la Unión Europea y Canadá y la Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión (TTIP) entre la Unión Europea y Estados Unidos, se traduzcan en una mayor dependencia de la Unión Europea hacia los combustibles fósiles importados desde América del Norte, así como en una reducción del espacio político necesario para promover economías de bajas emisiones de carbono y energías renovables.

 

* es una pequeña organización internacional que trabaja apoyando a campesinos y a movimientos sociales en sus luchas por lograr sistemas alimentarios basados en la biodiversidad y controlados comunitariamente

pdfTexto completo descarge aquí

Desde abajo, por la izquierda y con la Tierra Por: Arturo Escobar*

Publicado el Miércoles, 20 Enero 2016

Los niños huicholes en México se reúnen para pintar sus pies con tiza y pinturas en polvo. La tierra sagrada de los huicholes, un lugar llamado Wirikuta, está actualmente en peligro por una empresa minera canadiense. Huichol, México. Foto: Annick Donkers (We, the people. Survival International)

El pensamiento crítico latinoamericano está más vibrante y dinámico que nunca.

Las contribuciones teórico-políticas para repensar la región reverberan a lo largo y ancho del continente, en los encuentros de los pueblos, en las mingas de pensamiento, en los debates de movimientos y colectivos, en las asambleas de comunidades en resistencia, en las movilizaciones de jóvenes, mujeres, campesinos y ambientalistas, y sin duda también en algunos de aquellos sectores que tradicionalmente se han considerado los espacios del pensamiento crítico por excelencia, tales como las universidades, la academia y las artes.

Un listado de las tendencias más notables del pensamiento crítico latinoamericano tendría que incluir, entre otras, las críticas a la modernidad y a la teoría decolonial; los feminismos autónomos, decoloniales, y comunitarios; la diversa gama de debates ecológicos y de economías alternativas, incluyendo la ecología política, la economía social y solidaria (ESS), las economías comunales; las posiciones autonómicas; otras y nuevas espiritualidades; y las diferentes propuesta de transiciones civilizatorias, el posdesarrollo, el Buen Vivir, y el post-extractivismo. Más importante aún, toda genealogía y catálogo del pensamiento latinoamericano debe incluir las categorías, saberes, y conocimientos de las comunidades mismas y sus organizaciones como uno de las expresiones más potentes del pensamiento crítico. Esta última proposición constituye el mayor desafío para el pensamiento crítico latinoamericano dado que la estructura epistémica de la modernidad (ya sea liberal, de derecha o de izquierda) se ha erigido sobre el borramiento efectivo de este nivel crucial del pensamiento, y es precisamente este nivel el que emerge, hoy en día, con mayor claridad y contundencia.

* antropólogo colombiano, profesor de la University of North Carolina.

pdfTexto completo descarge aquí

COP21, metas y geoingeniería. Por Silvia Ribeiro

Publicado el Miércoles, 13 Enero 2016

Uno de los temas más álgidos en la reunión global de la Convención de Naciones Unidas sobre el cambio climático que finaliza el 12 de diciembre en París (COP21), fue la definición de una nueva meta de calentamiento global que no se podría sobrepasar. Países insulares y otros del tercer mundo, desde hace años plantean que no sobrevivirán un calentamiento global mayor a 1. 5 grados centígrados, ya que su territorio desaparecería por el aumento del nivel del mar y otros desastres. Razones más que atendibles, que se suman a que esos países no son los que han causado el cambio climático.

La temperatura global promedio aumentó 0.85 grados centígrados en el último siglo, la mayor parte en los últimos 40 años, a causa de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de dióxido de carbono (CO2) y otros gases, causadas por el uso de combustibles fósiles (petróleo, gas, carbón), mayoritariamente para la producción de energía, sistema alimentario agro-industrial, urbanización y transportes. Si sigue el curso actual, la temperatura aumentará hasta 6 grados centígrados a fin del siglo XXI, con impactos tan catastróficos que no es posible predecirlos.

En el proceso hacia la COP21 y hasta su inicio, el texto borrador de negociación contemplaba fijar una meta de aumento global de 2oC hasta el año 2100, cifra que de todas maneras era combatida por los principales emisores.

pdfTexto completo descarge aquí

La COP21 de París y la propuesta del “Anexo 0”. Por Joan Martínez Allier

Publicado el Lunes, 21 Diciembre 2015

 

Faltó en Paris el empuje y el entusiasmo en la calle del medio millón de manifestantes que podían esperarse, pidiendo justicia climática. La matanza del 13 de noviembre (centenares de jóvenes muertos o heridos) quitó el ánimo de quienes iban a manifestarse, tanto de los parisinos como los que iban a llegar de fuera. Como ocurrió tras el 11 de septiembre 2001, la agenda alternativa de los movimientos socio-ambientales en el Norte y en el Sur, es brutalmente aplazada y desviada por esos atentados masivos y por las realidades de las guerras (aunque sean guerras por petróleo). Los valientes esfuerzos de manifestarse para pedir un “clima de paz” en las calles de París no pudieron sustituir la masa de gente que hubiera presionado a los gobernantes mundiales. 

Leer más:La...

ANEXO CERO, NUEVOS VIENTOS EN LA LUCHA POR DEJAR EL PETRÓLEO EN SUBSUELO Por Ivonne Yánez, ACCIÓN ECOLÓGICA

Publicado el Lunes, 30 Noviembre 2015

desafio-cero thumb

En 1992 se firmó, entre los acuerdos de Río y la Cumbre de la Tierra, la Convención Marco de Naciones Unidas de Cambio Climático, planteándose estabilizar las emisiones de gases con efecto invernadero en la atmósfera, principalmente el CO2, responsables del calentamiento global.

La Convención, aún vigente, estableció los principios sobre los cuales se tomarían medidas para combatir el cambio climático. Entre estos principios consta el reconocimiento de que el origen del problema es la quema de combustibles fósiles, y que los Estados tienen responsabilidades comunes pero diferenciadas, siendo los países industrializados del Norte los que deben tomar medidas mandatorias pues sus economías se han basado en el carbón, el petróleo y el gas desde hace casi 200 años, contribuyendo en mayor medida a la contaminación atmosférica.

Descarga el texto completo aqui

 

 

Consejo Academico

RECTOR
Joan Martínez Alier. Catedrático de Economía e Historia Económica de la Universidad Autónoma de Barcelona.

COORDINACIÓN GENERAL
Aurora Donoso. Fundadora de Acción Ecológica.

Cecilia Chérrez. Egresada de la Escuela de Periodismo de la Universidad Central del Ecuador. Miembro de Acción Ecológica.

COORDINACIÓN ACADÉMICA
Elizabeth Bravo. Doctorado en Ecología de Microorganismos. Coordinadora RALLT. Catedrática Universitaria. 

CONSEJO ACADÉMICO
Alberto Acosta.
Economista. Ex presidente de la Asamblea Constituyente, Profesor Universitario. 
Héctor Alimonda. Doctor en Ciencias Políticas. Profesor postgrado Universidade Federal Rural de Rio de Janeiro.
Jaime Breilh. Médico Epidemiólogo. Director del Área de Salud UASB.
Carlos Larrea. Doctor en Sociología y Política. Profesor investigador UASB.
Ana María Varea. Bióloga. Coordinadora PPD-PNUD
Arturo Villavicencio. Doctor en Economía Energética. Grupo Expertos Cambio Climático - Premio Nobel 2007. 

Contáctenos

Alejandro de Valdez N24-33 y La Gasca 
Telf. (593 2) 321 0411 
Quito - Ecuador
Ubicar en un mapa

envíenos un e-mail.